Europa, inmóvil y sepultada en nieve

Las fuertes nevadas dejaron en Austria, Alemania y Suiza una estela de caos, con pueblos aislados, caminos bloqueados, trenes sin rumbo y escuelas cerradas, además de un paisaje de un blanco imposible pero traicionero.

Las nevadas comenzaron días atrás, continuaron el jueves y prometen seguir, especialmente, en partes de Austria, donde la caída de nieve fue todo un récord, y en el sur de Alemania, con varias localidades quedando aisladas.

La nieve está causando además problemas en otras partes de Europa, como el archipiélago Salbarg, en el Ártico noruego.

- Espacio de Publicidad -

La policía austriaca dijo que un chico australiano de 16 años murió en una avalancha en St. Anton am Arlberg cuando esquiaba el miércoles con su familia. En la vecina Eslovaquia, el servicio de rescate montañoso dijo que un hombre de 37 años murió en una avalancha en las montañas Mala Futra.

Eso elevó a 16 el total de muertes causadas por las nevadas en Europa en la última semana, entre ellos un nene de 9 años que murió cuando un árbol, que colapsó por el peso de la nieve, se le cayó encima, en Munich, Alemania.

Varias vías férreas en los Alpes fueron cerradas debido a la nieve, camiones y coches quedaron varados durante horas en una ruta del sur de Alemania y las escuelas fueron cerradas en partes de Bavaria.

Los caminos fueron cerrados en varios sitios, aunque en Gaulter, en el occidente de Austria, donde una masiva avalancha mató 31 personas en 1999, fueron reabiertos el jueves.

Austria parece ser el lugar más afectado, con tres metros de nieve en algunas zonas. 

Hay por los menos tres personas desaparecidas desde el domingo.

“Semejante cantidad de nieve a 800 metros de altura solo ocurre una vez cada 30 a 100 años”, explicó a la BBC, Alexander Radlherr, del Instituto Central de Meteorología y Geodinámica de Austria.

Una avalancha “aterrizó” sobre un hotel/restaurante en Schwaegalp, Suiza. / AP

En Suiza, las cosas no fueron mejores. Una avalancha cayó sobre un hotel de montaña, hiriendo a tres personas. La gigantesca ola de nieve tenía 300 metros de ancho cuando golpeó la estructura, informó la BBC.

En la República Checa unas 9.000 viviendas estaban sin electricidad el jueves tras las nevadas en las regiones fronterizas con Austria y Alemania.

Una tormenta de nieve golpeó el norte de Suiza y dejó las rutas bloqueadas. Lo peor fueron acaso lo vientos con fuerza de huracán en partes del norte del país. Una zona registró vientos de casi 180 km por hora.

En Bavaria la situación era particularmente traicioneras. Allí los medios locales advirtieron que el clima está paralizando la vida pública.