García: “Hay otro radicalismo que no infla globos amarillos ni aumenta la pobreza del pueblo”

Una de las alocuciones de mayor contundencia en el recinto legislativo fue la del parlamentario radical, Ariel García, quien criticó con dureza al macrismo.

En ese sentido, no eludió apuntar a su compañero de fórmula Miguel Ángel Pichetto, por sus polémicas declaraciones sobre las villas de emergencia al señalar que “una de las problemáticas de las que más nos tenemos que ocupar quienes tenemos responsabilidades públicas tiene que ver con el aumento en el consumo de drogas.

Es por ello que debo expresar un profundo y enérgico repudio a quien días atrás habló de dinamitar las villas de emergencia en Argentina para terminar con el tráfico de drogas”.
Enfatizó: “dijo que había que hacer volar por los aires a aquellas personas que tienen que habitar en esos lugares debido a la imposibilidad de acceder a una vivienda digna. Esas personas están condenadas a vivir en villas de emergencia”.

Mientras que también criticó al presidente al expresar que “el señor que tenía estas expresiones es nada más y nada menos que el compañero de fórmula del candidato que visitó la provincia de Tucumán ayer. No escuchamos una palabra en contra de este agravio al pueblo argentino, lo que puso en evidencia el enano fascista que surge de adentro de quien expuso que había que hacer volar por los aires a los pobres, porque nadie que tiene la posibilidad de acceder a una vivienda digna se va a vivir en una villa de emergencia”.

Cambiar el eje de la discusión

“Han querido cambiar el eje de discusión en Argentina, a horas de conocerse las nuevas estadísticas que arrojaba el propio INDEC, que mostraba cifras realmente alarmantes en el aumento de la pobreza. Esto lo venimos diciendo desde hace tiempo atrás porque nosotros pertenecemos a otro radicalismo, a ese que allá en Gualeguaychú se opuso a la formulación de un acuerdo con quien hoy es el presidente de los argentinos”, rememoró el parlamentario tucumano.

“¿Por qué nos oponíamos? No es que ahora que Macri se va nosotros queremos ser opositores, al contrario, todavía no había ganado las elecciones ni se habían realizado las PASO cuando nos opusimos. Nos oponíamos porque conocemos que quien hoy gobierna la Argentina con ese círculo rojo, son los conservadores que hace más de 100 años esconden en su vientre el profundo desprecio por los sectores populares”, sentenció.

“No nacimos inflando globos amarillos”

Para trazar una clara diferencia entre el radicalismo que representa y el resto de la dirigencia de Cambiemos, García indicó: “nosotros no somos un partido que nació inflando globos. Venimos de una organización política que nació de los sectores populares, luchando para darle la posibilidad al pueblo de elegir libremente. No somos una juntada de CEOs que quieren engañar a los argentinos que son el mejor equipo de los últimos 50 años cuando en realidad van a demostrar que son el peor gobierno de los últimos 50 años, porque han llevado a un nivel de pobreza que jamás se ha visto en la Argentina”.

Pero sus expresiones no estuvieron desprovistas de autocrítica como cuando expresó: “es cierto que tenemos problemas crónicos en la pobreza, porque venimos de muchos errores, inclusive de gobiernos propios. Como decía Alfonsín, quizás no supimos o no pudimos resolver los problemas que tenía una democracia que estaba dando sus primeros pasos en el 83, pero sin embargo, generamos los cimientos para que se consolidara un sistema político en la Argentina. Es por eso que hoy nos podemos expresar con absoluta libertad”.

Impedir que se engañe al pueblo

En referencia a ello, García consideró que “lo que no podemos permitir es que se pretenda engañar al pueblo nuevamente, que se le pretenda mentir como si fuera que en estos cuatro años no ha pasado nada en Argentina”.

Ante la presencia de alumnos de un establecimiento educativo capitalino, el legislador radical señaló que “hoy hay jóvenes estudiantes que están presenciando esta sesión y que seguramente se preguntarán qué están diciendo estos señores y señoras que están representándolos como pueblo. Tenemos la obligación moral de decirles las cosas como son, le guste a quien le guste”.

En ese sentido, dijo que “la peor noticia que recibimos fue que, cuando vino Macri de campaña, aumentaba el desempleo en Tucumán, porque una multinacional como ARCOR anunciaba la suspensión y adelantamiento de vacaciones para sus trabajadores y operarios. Lo mismo pasaba con otra multinacional como SCANIA, en el mismo día en que llegaba Macri en campaña”.

Sobre la actitud de Macri con respecto a este problema, subrayó que “lo más grave es que no hubo una palabra del presidente para esos trabajadores, que además, con una doble moral, cuestionan el uso del avión oficial de la provincia y el Tango 01 de donde bajó el presidente, ¿no es el avión oficial? Y es inclusive el avión que muchas veces lo reemplazan contratando aeronaves particulares para que el presidente vaya a sus giras internacionales”.

Como si se tratara de un mensaje a los dirigentes macristas, insistió: “dejen de mentirles a los tucumanos, no sean cómplices de la mentira, porque justamente acá, en el suelo tucumano es donde comenzó la Independencia de la Patria. Y en homenaje a la historia que envuelve a los tucumanos, no podemos ser cómplices de Macri. Tenemos que decir las cosas como son”.

“Un día de tristeza” y de falsos atentados

“Ayer fue un día de tristeza, porque la llamada “revolución de la alegría” no llegó nunca, ni al interior y menos a las provincias del Norte. Dejen de mentir. Ayer veía el descaro de algunos tucumanos de abrazarse para mentirle al resto de sus comprovincianos. ¿Hasta dónde hemos llegado? Hemos llegado al colmo de la mentira con esa puesta en escena que hicieron en una esquina histórica para la democracia, pero también para esconderse detrás de los árboles de la plaza Independencia”, espetó en un tramo de su apasionada alocución.

Mientras que agregó que “además, apagaron la luz intencionalmente para decir que sufrieron un atentado al haberles apagado las luces, pero esas luces justamente las maneja un intendente que pertenece al gobierno de Macri y, sin embargo, ese atentado no les sirvió para disimular una actitud falsa que se adecúa a un pasaje bíblico que tenemos que recordar”.

Al respecto, sostuvo que “quiero pedir un acto de desagravio a aquellos que creen en Jesús y, como cristianos, decirles que lavar los pies a un ser humano es una muestra de servicio, de amistad, de solidaridad. Y esa persona a quien el presidente le levanta el pie es una jubilada, como tantos a quienes hoy no les alcanza para comprar un medicamento, producto de esa jubilación pobre que reciben”.

Sobre Macri besando los pies de esa jubilada, enfatizó que “esa actitud de falso profeta merece el repudio de muchos y sobre todo porque estaban frente a la Catedral, el principal templo religioso que tenemos en la provincia”.

Por último García, quien ostenta un impresionante récord de leyes aprobadas en los dos períodos como legislador, expresó que “le recuerdo al pueblo de Tucumán que hay otro radicalismo, en el que estamos aquellos que nos identificamos con quien dentro de pocos días, precisamente el 12 de octubre, se va a cumplir un nuevo aniversario del primer presidente elegido por la voluntad popular. Me refiero a Juan Hipólito del Sagrado Corazón de Jesús Yrigoyen. Soy un hombre de ese partido, de Yrigoyen y Alem. No soy de los cómplices que inflan globos amarillos como Mauricio Macri, para aumentar el desempleo y la pobreza del pueblo argentino”.