Alberto Fernández pidió al Partido Justicialista «no desunirse»

“Les pido que nunca más nos desunamos y que me hagan corregir cada error que yo cometa. La mejor sociedad es la que debate. Hay que poner en marcha la política. Sigamos trabajando porque todavía no ganamos”. Alberto Fernández aprovechó el aniversario del nacimiento de Juan Domingo Perón para darse un baño de peronismo en la sede nacional del Partido Justicialista. El candidato presidencial expuso en el microcine del local de la calle Matheu al 130 flanqueado por el presidente de la agrupación, José Luis Gioja y por el formoseño Gildo Insfrán.

Alberto recordó sus inicios en el peronismo y agradeció, en primer término a Gioja y a los intendentes de Esteban Echeverría, Fernando Gray, y de Merlo, Gustavo Menéndez, quienes “hicieron mucho para ayudar a recuperar un partido que parecía difícil de recuperar”. “Un día nos dimos cuenta que nuestros desencuentros solo les servían a los que gobernaban en base a nuestra división. Solo uniendo fuerzas vamos a poder superar este presente. Así pudimos empezar a construir un futuro. Así un día con Wado hablamos con Cristina para que venga al PJ, unos días antes de ese sábado catastrófico en que anunció mi candidatura”, fue la explicación de Fernández que despertó aplausos, y risas, en el auditorio. Lo escuchaban Santiago Cafiero, Miguel Cuberos, Agustín Rossi, Carlos Caserio, los gobernadores Gustavo Bordet (Entre Ríos), Alberto Rodríguez Saá (San Luis), Juan Manzur (Tucumán), Domingo Peppo (Chaco), Lucía Corpacci (Catamarca), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Rosana Bertone (Tierra del Fuego). los intendentes bonaerenses Gray, Menéndez, Alberto Descalzo (Ituzaingó), Julio Zamora (Tigre), Leo Nardini (Malvinas Argentinas), Martín Insaurralde (Lomas de Zamora) y los dirigentes Eduardo Valdes, Felipe Solá, Sergio Urribarri, Víctor Santa María, Eduardo Wado de Pedro, Andres Larroque y Daniel Scioli. El ala sindical tuvo como embajadores, a Ricardo Pignanelli, Hugo Yasky, Omar Plaini y Antonio Caló.