Uruguay vota presidente con el Frente Amplio como favorito

Los principales candidatos de las elecciones presidenciales de Uruguay votaron en unos comicios que tienen como favorito al oficialista Daniel Martínez, del Frente Amplio, que se enfrenta al principal opositor Luis Lacalle Pou, del Partido Nacional.

Martínez, votó pasadas las 12.30 en la Universidad ORT, en la ciudad de Montevideo. Con mate y termo en mano, dijo que «ya está todo jugado» y que «se hizo todo lo que se tenía que hacer».

Además, según consignó diario local El Observador, informó que recibió un llamado telefónico de Alberto Fernández y de Fernando Haddad, quien fuera candidato por el PT en las últimas elecciones de Brasil en las que resultó ganador Jair Bolsonaro.

En tanto, Luis Lacalle Pou llegó al liceo Guadalupe, en la ciudad de Canelones, donde votó pasadas las 14. El candidato del Partido Nacional aseguró que mañana podría iniciarse «un proceso político distinto» y que si llegara a un balotaje «se empezará a trabajar mañana mismo», informó el periódico local La Diaria.

Durante la jornada de hoy, algo más de 2,5 millones de ciudadanos decidirán si habilitan un nuevo mandato a la alianza de izquierda Frente Amplio, que gobierna el país desde 2005 y cuya fórmula está encabezada por Martínez, o le darán sus votos a Lacalle Pou.

Según la ley uruguaya, se necesita el 50% más uno para ganar en primera vuelta y los pronósticos anticipan una elección pareja entre Martínez y Lacalle Pou, por lo que la segunda vuelta – agendada para el 24 de noviembre- parece un horizonte posible.

Por detrás, a bastante distancia en las encuestas, aparecen Ernesto Talvi, del conservador Partido Colorado, y el exmilitar Guido Manini Ríos, de Cabildo Abierto (derecha).

Ernesto Talvi, candidato del Partido Colorado, votó y dijo que los uruguayos son la «admiración del mundo por la transparencia» del sistema electoral. «El resultado nadie lo va a cuestionar. Ese es un tesoro que tenemos que valorar», manifestó el candidato del Partido Colorado, citado por El Observador.

Las encuestas muestran que el oficialismo llega a estos comicios con una leve ventaja que no le alcanzaría para evitar un segunda vuelta con el candidato «blanco».

El ministro de la Corte Electoral, José Garchitorena, afirmó que se prevé que vote un 90% del padrón, informó El Observador y que los primeros datos serán a las 21.