Elecciones 2019: Mauricio Macri desayunó con Alberto Fernández y acordaron «una transición ordenada»

Alberto Fernández llegó serio y puntual, minutos antes de lo acordado, con la solitaria compañía de su vocero, Juan Pablo Biondi. Por espacio de una hora, el presidente electo dio inicio formal a la transición que derivará en su llegada al sillón de Rivadavia, con su encuentro con el presidente Mauricio Macri, a quien derrotó por casi ocho puntos en las elecciones de ayer.

De la reunión, manejada con cautela y hermetismo desde ambos espacios, trascendió primero una foto, en el despacho presidencial, en el que ambos miran a cámara, sonrientes y distendidos. Se tutearon. No hubo, como se preveía, una declaración conjunta, luego de los chispazos y acusaciones que el Presidente a cargo y el mandatario electo intercambiaron durante la campaña electoral.

Hermano, no hablemos más del pasado. Hablemos del futuro», le dijo Alberto Fernández a Macri, según fuentes inobjetables del Frente de Todos. Conversaron de la transición, sí, aunque también hubo un intercambio sobre las reservas. El presidente electo reprochó no haber endurecido el cepo cambiario antes y precisó que se perdieron 20.000 millones de dólares desde después de las PASO. Macri intervino con una aclaración: argumentó que la mitad de esos fondos fueron fuga de capitales y la otra mitad retiro de los depósitos. En el Gobierno, tras las medidas anunciadas anoche por el Banco Central, aseguran que la caída de las reservas se frenará, y que solo se irían unos 300 millones de dólares hasta diciembre.

«Fue una reunión muy buena, empezaron a charlar sobre la transición, y coincidieron en que ese proceso debe ser ordenado», afirmaron a LA NACION cerca del Presidente, que podría luego dar más detalles del encuentro en un encuentro con la prensa.

Fuentes cercanas al presidente electo afirmaron que Fernández le anticipó a Macri que le irá «pasando» los nombres de aquellos dirigentes que designe para acordar la transición en las distintas áreas de gestión. Por el lado del Gobierno, esa tarea estará a cargo del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, y su par de Interior, Rogelio Frigerio.

«El Presidente nos contó que fue un buen diálogo, iniciático de la transición (…) Hay total predisposición del gobierno saliente para colaborar en la transición y dotar al gobierno entrante de las herramientas para desplegar sus políticas», dijo Lacunza en Casa Rosada, luego de la reunión de gabinete encabezada por el presidente Macri. El ministro de Hacienda también aclaró que el Gobierno deja «allanado el camino» a la futura administración para que continúe su relación con el FMI. En la reunión de gabinete, Macri comentó a sus ministros que otro de los temas tratados, en el que hubo coincidencia-fue «la necesidad de mantener la paz social», durante las seis semanas que restan hasta el traspaso del mando, según uno de los ministros presentes. Otro ministro recordó que el Presidente describió a Fernández como «bien predispuesto» y «con una tónica de respeto». En un tramo del diálogo, incluso, el presidente electo le aclaró a Macri que «el que gobierna hasta el 10 de diciembre sos vos».

Antes de encontrarse con Macri, Fernández fue recibido en la escalera Francia por el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis. Saludó, además, a distintos empleados a quienes conoce de su paso por el gobierno kirchnerista, como el fotógrafo presidencial Víctor Bugge, mozos y personal de Casa Militar.

«Es la primera vez en mucho tiempo que se da una transición tan tranquila», aclararon voceros de Macri, que luego de recibir a Fernández encabezó la reunión con el gabinete nacional.

La reunión entre ambos estaba inicialmente pautada para las 8.30 en Casa Rosada. Sin embargo, comenzó pasadas las 10.30, como habían anticipado desde sus espacios, debido a que Macri y Fernández se retiraron muy tarde de los búnkeres en la noche del domingo.

Tras su cumbre con Macri, Fernández se dirigió al comando de la calle México, donde se reunió con su equipo de colaboradores, encabezado por Santiago Cafiero. Del encuentro participaron también el vocero de Fernández, Juan Pablo Biondi, y el dirigente del PJ porteño Juan Manuel Olmos. Ellos tuvieron una primera versión de la cita en la Casa Rosada.