Manzur a Fernández: “Gobernaremos juntos esta Argentina federal”

En un histórico acto, marcado por la presencia de Alberto Fernández que eligió Tucumán para desarrollar su primera actividad a nivel nacional como presidente electo de los argentinos tras los comicios nacionales celebrados el último domingo, se llevó a cabo la ceremonia de asunción de mando provincial del gobernador, Juan Manzur, y del vicegobernador, Osvaldo Jaldo, desarrollada en el Teatro Mercedes Sosa, tras la sesión de la Legislatura de la Provincia de Tucumán.

Ante un auditorio colmado de autoridades, la sesión legislativa comenzó a las 10 horas. La platea acompañó con aplausos y vítores el ingreso de Manzur, Jaldo y Fernández. Al encuentro asistieron representantes de la Unión Industrial Argentina (UIA), de la Confederación General del Trabajo (CGT), gobernadores, legisladores e intendentes peronistas del país, decenas de dirigentes y representantes de las fuerzas vivas locales y nacionales.

acto2

El Himno Nacional Argentino fue cantando enérgicamente por los presentes, tras lo que la Legislatura de la Provincia de Tucumán, a través de su presidente subrogante, Regino Amado, tomó juramento al vicegobernador Jaldo y una vez nombrado en su función como Presidente del cuerpo deliberativo hizo lo propio con el gobernador Manzur, en virtud a los artículos 67 inciso 28 y 96, respectivamente, de la Constitución de la Provincia de Tucumán.

En la entrega de los atributos, la esposa del Mandatario, Sandra Mattar y sus hijos, colocaron la banda celeste y blanca. Mientras que Alberto Fernández entregó el bastón de mando provincial a Manzur. Con posterioridad, se desarrolló la firma del acta protocolar a cargo de la escribana de Gobierno, María Luisa Miguel, que fue concretada por Manzur, Jaldo y Fernández

1

Una vez oficializada su asunción, el Gobernador dio un discurso donde trató los principales ejes que realizará en la futura gestión y recordó las políticas impulsadas para el desarrollo de la provincia en los últimos cuatro años. Lo hizo desde un atril, junto a los máximos referentes del justicialismo nacional que subieron al escenario.

Al inicio de su alocución, Manzur se expresó “consciente de la inmensa responsabilidad y el gran desafío que significa asumir por segunda vez la conducción de los destinos de Tucumán, pero también lleno entusiasmo y de renovada fe en el futuro del país y nuestra provincia”.

Mirando al líder del Frente de Todos, Manzur declaró que “esta es la Argentina que se levanta y se pone de pie, señor Presidente. Estos somos los que estamos aquí a su lado, para desterrar asimetrías y para acercar diferencias. Para gobernar juntos esta Argentina federal, una y diversa”.

También señaló: “el destino quiso que un hombre que valoro mucho por su militancia y que es mi amigo, pudiera venir a Tucumán como nuestro futuro Presidente”.

Agradeció la presencia de Eparca de la Iglesia Maronita, monseñor Habib Chamieh y recordó a su “maestro” político, hoy fallecido, Alberto Balestrini. También celebró la presencia de los representantes de la CGT que “son los representantes de los trabajadores del país”.

6

En el orden nacional, aseveró, “una mayoría del pueblo argentino ha decidido modificar el signo político de sus gobernantes. Ha estimado que era necesario un cambio de gestión y de ruta, y ha decidido poner en manos del compañero Alberto Fernández la conducción de sus destinos” y observó que “esta es nuestra nueva circunstancia a nivel nacional y con importantes consecuencias para nuestra realidad provincial. A partir de ahora, caminamos en sintonía entre la Nación y la Provincia, junto al nuevo presidente de la República Argentina”.

Asimismo declaró que en medio de una crisis severa y amenazante, el pueblo decidió permanecer en el marco de sus instituciones: “desde el año 1983 a esta parte y a pesar de repetidas circunstancias críticas experimentadas, hemos sostenido esta forma de vivir y decidir colectivamente”.

El Mandatario agradeció al Vicegobernador “porque en estos tiempos difíciles siempre estuviste a la par mía ayudando”.

El presidente electo Alberto Fernández dijo que “no esperaba que a dos días de las elecciones generales iba a participar de un acto institucional tan importante como es la asunción de un Gobernador en una provincia que tanto quiero como Tucumán” y recordó su última visita al Teatro Mercedes Sosa cuando conversó con maestros en un encuentro docente. También, se mostró emocionado por el recuerdo de la cantante tucumana cuyo nombre identifica a la sala artística.

En su discurso destacó a la educación pública y la salud como los grandes pilares del Estado Argentino: “hubo políticas que han dejado a la Argentina en una situación complicada. Uno no sabe si esas políticas fueron impulsadas con convicción o improvisadas, pero se equivocaron mucho”.

El líder del Frente de Todos además sostuvo: “hay que volver a poner en funcionamiento a la educación pública, que todos estos años fue descuidada y muy maltratada. Se dejó de atender el futuro, porque en la modernidad las sociedades que avanzan, las más poderosas, son las sociedades que desarrollan el conocimiento. Cuando una sociedad se olvida de educar, se olvida de hacer fuerte a los hombres del futuro”.

Entre otras cuestiones declaró que lo que hizo “distinta a la Argentina” del resto de los países latinoamericanos “fue la posibilidad de que el Estado garantice la salud y los cuidados médicos a cualquier argentino y cualquiera que habite el territorio argentino. Nunca hemos preguntado de dónde vienen y dónde nacieron. Siempre hemos entendido que merecen atención en salud. Estas cosas dejaron de practicarse en estos últimos años y de repente había que arancelar los hospitales para los hermanos de los países y convertían la salud en una mercancía, quitándoles salud a los argentinos y a los que habitaban nuestro suelo”.