Germán Alfaro asumió su segundo mandato como intendente de la Municipalidad de San Miguel de Tucumán

El intendente de la capital, Germán Alfaro,  su segundo mandato tras haber sido reelegido por los vecinos de San Miguel de Tucumán para conducir el municipio hasta 2023.

La sesión especial del Concejo Deliberante se realizó en el paque 9 de Julio, en un escenario que se montó en el cruce de las avenidas Los Tarcos y Ramón Paz Posse, en la zona de la Dirección de Espacios Verdes.

Después del juramento, el intendente habló de sus inicios en la política y contó que desde siempre su sueño fue conducir los destinos de la ciudad.

«Ese fue, desde siempre, mi sueño, y ese fue mi norte en política» Siempre quise ser intendente y los vecinos confiaron en mí y lo hicieron realidad, me concedieron el orgullo de ser intendente de la ciudad histórica de todos los argentinos. Para mí hoy, volver a ocupar ese lugar de Intendente no tiene más que el objetivo de poder terminar lo comenzado, de poder devolverle a los ciudadanos tanto de lo que he recibido y estoy recibiendo como intendente», expresó.

Luego de su asunción, Alfaro habló con la prensa y asumió que tanto él como el resto de los políticos que hace años se mantienen en la esfera principal de cargos de la provincia, «deben hacerse cargo de lo que les corresponde».

“Somos nosotros los que nos tenemos que hacer cargo, no sirve de nada echarle la culpa a alguien. Ya no hay qué gastar, ya se gastó todo”, asumió Alfaro en un tono no dramático pero sí alarmante.

El jefe capitalino pidió compromiso. “Debemos comprometernos todos. Hay valores republicanos y democráticos en nuestra provincia que hace 45 años no los vemos. Hace 45 años que la provincia está estancada”, lamentó Alfaro y aclaró en modo insistente: “no hay que echarle la culpa a nadie, somos nosotros. Tenemos que hacernos cargo. He venido aquí a hacerme cargo de lo que a mí me corresponde”, aseveró y pidió consenso y comunicación entre las partes que gobernarán la provincia.