La red social Twitter prohibió los anuncios políticos en su plataforma a nivel global

La red social Twitter anunció  que dejará de aceptar publicidad política en su plataforma a nivel global, en respuesta a las crecientes críticas sobre desinformación por parte de los políticos en las redes sociales.

El director ejecutivo Jack Dorsey dijo en un tuit que la compañía tomó la decisión para evitar potenciales problemas derivados de la mensajería automática, el aprendizaje profundo, la información engañosa y las deepfakes -técnica de inteligencia artificial que permite editar videos falsos de personas que aparentemente son reales.

El ejecutivo de la red social dijo a través de la misma plataforma que “un mensaje político gana alcance cuando las personas deciden seguir una cuenta o retuitear. Pagar por el alcance elimina esa decisión, forzando mensajes políticos altamente optimizados y dirigidos a las personas. Creemos que esta decisión no debe verse comprometida por el dinero”.

Asimismo hizo hincapié en que “si bien la publicidad en Internet es increíblemente poderosa y muy efectiva para los anunciantes comerciales, ese poder conlleva riesgos significativos para la política, donde puede usarse para influir en los votos y afectar la vida de millones”.