Alberto Fernández estudia cambios en los planes sociales para contener a las organizaciones sociales y piqueteras

Quiere que participen en acciones estatales como obras de “pico y pala”, agricultura familiar y construcción de viviendas populares.

Alberto Fernández​ tiene en su cabeza un esquema de poder de varias patas: gobernadores, intendentes, albertismo puro, massismo, CGT, industriales (y demás empresarios) y los movimientos sociales.

Y en nivel distinto, su relación directa y sin interferencias, con Cristina Kirchner, una terminal casi en línea paralela ya que ambos, desde el 10 de diciembre, ya habrán compartido el hecho de haber portado investidura presidencial.