Dónde se jugará: Volvieron las dudas sobre la sede de la final de la Libertadores: ¿cuál es el plan alternativo de la Conmebol?

El conflicto social no cede en Chile y, a 19 días del duelo entre River y Flamengo, crece la incertidumbre. Este martes habrá una reunión “urgente” en Asunción que puede ser decisiva.

La información circuló por algunos grupos de WhatsApp de la dirigencia River. «Esperen un poco más para sacar los pasajes», fue el mensaje que llegó desde una persona con acceso a información confidencial. Entonces, las dudas volvieron a aparecer. Es que el clima de violencia en Chile no cede y las dudas sobre la sede de la final de la Copa Libertadores​ resurgieron. Entonces, por más que haya ratificado su compromiso de que el evento del 23 de noviembre se realice en Santiago, tal como está programado desde hace uno año, la Confederación Sudamericana de Fútbol​ tiene bajo la manga una serie de alternativas por si no se puede jugar allí.

¿Cuáles son esos planes B? En primer lugar, la opción más viable sería Asunción. ¿Por qué? Este sábado se disputará en la capital paraguaya la final de la Copa Sudamericana, entre Colón e Independiente del Valle. El escenario (La Nuevo Olla, el estadio de Cerro Porteño​) ya quedaría preparado para albergar otra final. Eso sí, hay una contra: como la capacidad es de 45 mil espectadores, se recortarían 3 mil entradas ya que el aforo del estadio Nacional de Santiago es de 48 mil personas.

La otra posibilidad que surgió en las últimas horas es el estadio Metropolitano de Barranquilla. La acercó el presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Ramón Jesurún, que también es vicepresidente de Conmebol y hombre muy cercano al titular de la confederación sudamericana, Alejandro Domínguez.​ Mientras tanto, Lima también se mantiene como otra alternativa.