En el marco de la tensión con Brasil, Bolsonaro enviará a su vicepresidente a la asunción de Alberto Fernández

Hamilton Mourao viajará a la Argentina para el traspaso de mando

Fernadez-Bolsonaro

La todavía joven relación entre el presidente de Brasil Jair Bolsonaro y el mandatario electo Alberto Fernández empezó con una serie de declaraciones cruzadas que empezaron a perder fuerza el fin de semana, cuando el brasileño moderó su discurso al señalar que “la Argentina precisa de Brasil y Brasil precisa de la Argentina”.

En el marco de esas declaraciones, Bolsonaro también había abierto la posibilidad a que el Ejecutivo de Brasil enviara a algún representante a la asunción de Alberto Fernández, y ahora, fuentes del entorno del presidente electo confirmaron a Infobae que será el vicepresidente brasileño, Hamilton Murao, quien viajará a la ciudad de Buenos Aires para presenciar el traspaso de mando el 10 de diciembre.

La decisión del Ejecutivo de Brasil llegó luego de que el fin de semana se diera un leve giro en el discurso del jefe de Estado de Brasilun día después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llamara por teléfono a Fernández para felicitarlo por su victoria electoral y manifestarle su apoyo para que la Argentina “logre superar los desafíos económicos”.

El discurso pacificador llegó luego de varias intervenciones de Bolsonaro y de su Gobierno críticas hacia Fernández, y que llegaron incluso al plano personal cuando el diputado Eduardo Bolsonaro, hijo del mandatario, se burló de Estanislao Fernández, el hijo del presidente electo, el mandatario brasileño.

Y si bien el presidente del país vecino mantuvo en parte su tono duro al reiterar con que “no” piensa “llamarlo” a Fernández “para desearle suerte«, el sábado había admitido que “si alguien del gobierno quiere ir ( la asunción de Fernández), basta que me hable. Si hubiera algún voluntario, está libre para ir”.

Antes de las elecciones, Bolsonaro había expresado su apoyo a la reelección del presidente Mauricio Macri y luego de la derrota del mandatario en las urnas se animó a declarar que “la Argentina eligió mal”, a lo que le siguieron más críticas y la burla de su hijo.

Tras esas manifestaciones, el canciller Jorge Faurie no quiso cursar una queja formal a su par brasileño para evitar una escalada peor, pero pero sí envió una carta de protesta al embajador de Brasil en la ArgentinaSergio Danese.

Más allá de las diferencias ideológicas que lo separan de Fernández, se especula con que las críticas públicas de Bolsonaro están relacionadas con el reclamo público del presidente electo por la libertad del ex mandatario brasileño Luiz Inacio “Lula” Da Silva.