Brasil: La Corte votó un fallo que permite la liberación de Lula

El Supremo Tribunal Federal (STF), la máxima corte de Brasil, decidió implícitamente esta noche la liberación del ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde hace más de un año y medio, al cambar la jurisprudencia sobre las condiciones jurídicas de detención.

De ese modo, el STF le asestó un duro golpe a la operación Lava Jato, denunciada por abusos e ilegalidades en la prisión del líder opositor y fundador del Partido de los Trabajadores (PT).

En un final con alta tensión política, la corte definió por seis a cinco regresar a la Constitución y establecer que un condenado debe ir preso una vez agotadas todas las instancias de apelación y no como se hacía desde 2016, por pedido y presión del ex juez Sérgio Moro, hoy ministro de Justicia del presidente Jair Bolsonaro.

La liberación de Lula, preso desde el 7 de abril de 2018, es la mayor derrota de Lava Jato e incorpora una pieza política de alto voltaje al escenario dominado por Bolsonaro y sus aliados.

El voto de definición fue hecho por el presidente del tribunal, Antonio Dias Toffoli, quien llegó a ese cargo precisamente por indicación de Lula, y acompañó a los otros jueces Gilmar Mendes, Rosa Weber, Ricardo Lewandowski, Marco Aurelio Mello y Celso de Mello.

La decisión tiene potencial para beneficiar a 4.897 presos, además de Lula, que lo están con sentencias de segunda instancia.

Durante la sesión de la corte, el juez Gilmar Mendes acusó de «un festival de ilegalidades» al fiscal Deltan Dallagnol y el ex juez Moro.

Las supuestas ilegalidades de Lava Jato contra Lula están causando escándalo casi diariamente a raíz de las filtraciones de las conversciones de Dallagnol con personalidades de la investigación reveladas por el sitio The Intercept Brasil.

«Ahora falta declarar la parcialidad de Moro» para anular la sentencia, dijo el último candidato presidencial del PT y abogado de Lula, Fernando Haddad, en las redes sociales.

La presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, afirmó que el fallo fortalece «la democracia en momentos en que está amenazada por un gobierno de extrema derecha».