Fernández : «La unidad de Brasil y la Argentina es indisoluble, nadie puede romperla»

El presidente electo Alberto Fernández expresó hoy que está «feliz» con la liberación de Luiz Inácio Lula da Silva, al dar su mensaje inaugural del II Encuentro del Grupo de Puebla que se desarrolla hoy y mañana en Buenos Aires y, sin mencionarlo, habló sobre su tensa relación con el actual mandatario de Brasil, Jair Bolsonaro.

«Con Lula libre, soplan otros vientos en Brasil», dijo el dirigente del Frente de Todos. «No tengo duda de que la unidad de Brasil y la Argentina es indisoluble. Ningún gobierno de coyuntura puede romperlo, nada lo va a romper. Vamos a seguir trabajando por esa unidad, que es el eje de la unidad de América del Sur», expresó.

El presidente electo comenzó su discurso diciendo que estaba «feliz» por la liberación de Lula y recordó cuando lo visitó, en julio pasado, a la prisión. «Lula me dio una sola orden: ‘você tem que ganhar [tienes que ganar] en la Argentina’. Cumplí, Lula. Gané en la Argentina, pusimos en pie a la Argentina y vamos a poner en pie América Latina junto a todos ustedes«, dijo exultante en el Hotel Emperador, ubicado en la Avenida Del Libertador 420, en el barrio porteño de Retiro

Fernández señaló que «el continente no pasa el mejor momento» y en ese sentido destacó la importancia del encuentro del Grupo de Puebla, donde participan más de 30 dirigentes del progresismo latinoamericano. «Hace cuatro años, estábamos todos muy agobiados temiendo que el conservadurismo había llegado a América Latina para quedarse, padeciendo la democracia que nos ofrecen estos ‘republicanos’ -entre comillas-, viendo cómo las instituciones se demacraban en todos nuestros países», expresó.