El bastón presidencial de Alberto Fernández

El presidente electo, Alberto Fernández, ya tiene en su poder el bastón confeccionado por el platero Juan Carlos Pallarols, quien contó que «se le pusieron los ojos llorosos» al dirigente peronista cuando lo recibió en su manos.

El cetro de mando fue entregado el pasado jueves en las oficinas del futuro mandatario, ubicadas en el barrio porteño de Puerto Madero. «El jueves pasado fue la prueba de la banda y el bastón. Me preguntaron cuándo lo iba a entregar y les dije que iba a ir a (la Dirección de) Ceremonial para dejarlo, pero un asesor de Alberto habló con ellos y me dijeron si ya quería dejárselo a ellos, así que lo entregué en ese momento», relató Pallarols.

El artista descendiente de un histórico linaje de orfebres catalanes precisó que los últimos retoques a la empuñadura de plata fueron dados por la tarde del mismo jueves por vecinos y turistas que pasaron por su taller, en el barrio porteño de San Telmo, así como días antes había concluido la gira en los municipios costeros de Villa Gesell y Pinamar. «Le gustó mucho. Miró la frase que él me había pedido (´Argentina de pie´). Se quedó un rato mirando el bastón en silencio. Le habrán pasado muchas cosas por la cabeza», remarcó el platero en declaraciones a Noticias Argentinas.

Los detalles del bastón presidencial de Alberto Fernández

  • El bastón es un emblema patrio.
  • El diseño actual es del 1983.
  • Mide 93 centímetros de alto.
  • Está hecho de madera urunday.
  • La empuñadura y puntera son de plata.
  • Está hecho todo a mano.
  • Lleva flores de 24 cardos, uno por cada provincia de la Argentina y la Ciudad de Bs. As.
  • Tiene tres pimpollos, que representan las Islas del Atlántico Sur.
  • La orla del escudo (los laureles) están hechos con material de las Malvinas y son enchapados en oro. El centro fue hecho con esmalte a fuego.
  • La inscripción “Argentina de pie” fue tallada sobre el “Sol de Mayo”.

“Está hecho con todo el amor y la buena onda que le pone el pueblo”, contó el artista en diálogo con Radio 10. La tradición indica que el bastón de los lleva cada presidente como recuerdo de su gestión. Desde 1853 la tradición es siempre la misma. Desde 1932 a 1983 lo hacía una joyería donde trabaja Pallarols.

Por qué el bastón presidencial no debe tocar el piso

Según especialistas en protocolo, no debe tocar el suelo porque es un “símbolo de mando” y no un “bastón ortopédico”. “De hecho tiene una puntera de acero para que resbale si alguien lo apoya. El bastón es para quién conduce, para el guía de nuestro país«, aseguraron.

Pallarols, que confeccionó el bastón de mando de casi todos los presidentes desde el regreso de la democracia (a excepción de Mauricio Macri), señaló que uno de los colaboradores de Alberto le comentó que, durante la prueba de la banda y el cetro, el futuro mandatario se miró en el espejo y «se le pusieron los ojos llorosos».

Asimismo, el artista le mostró el libro con los mensajes que le dedicaron las miles de personas que cincelaron la empuñadura de plata: «Al principio, los mensajes son para el ´futuro presidente´, porque no se sabía quién iba a ser; pero los últimos ya son dirigidos a Alberto». El tomo será encuadernado y entregado al futuro jefe de Estado.