A diferencia de otros años, San Martín tendrá unas vacaciones tranquilas

El plantel termina el año en lo más alto y sin preocupaciones.

CONFORMES. La dupla técnica integrada por Sergio Gómez y Favio Orsi salió de vacaciones tranquila por lo conseguido y, más que nada, por el buen rendimiento que mostró el plantel a lo largo del semestre. La Gaceta / Foto de Franco Vera

San Martín entró en vacaciones de manera tranquila y sin presión porque tanto el cuerpo técnico integrado por Sergio Gómez y Favio Orsi, como sus jugadores, cumplieron con el primer objetivo: terminar la etapa inicial del campeonato en el primer puesto.

En La Ciudadela, por el momento, están apaciguadas las aguas hasta el receso de febrero, una sensación que en la institución no fue la de siempre y mucho menos en los últimos años.

En la campaña anterior de la llamada en su momento «B» Nacional, pese a que más adelante se conseguiría el ascenso, San Martín dejó mucho que desear en cuanto a resultados.

El “Santo”, el domingo 3 de diciembre de 2017, disputó el último partido como local antes de marcharse de vacaciones enfrentando a Villa Dálmine y se despidió de su gente sin brillar en lo futbolístico: apenas pudo conseguir un empate 1 a 1, con gol de Claudio Bieler.

El fin de semana siguiente, tras jugar en Bolívar y Pellegrini , visitó a Gimnasia de Jujuy para completar la última fecha del año, antes de las deseadas vacaciones. Bajo la dirección técnica de Diego Cagna, el encuentro terminó en empate sin goles, con un equipo jujeño que tuvo las chances más claras para romper el marcador y con el aliento de la hinchada “Santa” que colmó el estadio de Gimnasia y se llevó todos los flashes.

El 11 de diciembre, finalmente, la dirigencia tomó la decisión de despedir de su cargo al “Flaco” Diego Cagna, dejando en el recuerdo el ascenso desde el Federal «A».

El año pasado, pese a ganar el clásico, el equipo se fue a las vacaciones con una dura derrota en casa por 0-3 ante Newell’s y muy cerca del descenso, algo que sucedería luego.

Sergio Gómez y Favio Orsi supieron transitar el camino de la Primera Nacional en base a buenos resultados, tanto de locales como fuera de casa. Todo eso les permite a jugadores e hinchas irse felices a las vacaciones.

El objetivo de la dupla fue todo el tiempo manejarse con la misma intensidad en los partidos y no relajarse en las últimas fechas.

No quedan dudas de que las vacaciones servirán para tener la cabeza fría y celebrar el buen momento, sin relajarse por completo. Para eso era bueno encararlas con buen ánimo y qué mejor ánimo que ser uno de los punteros de la Primera Nacional.

Una realidad distinta a la de los últimos años y que todos los “santos” esperan que influya en el resultado final: el ascenso.