Racing se despidió del año a lo campeón

Eduardo Coudet dirigió su último partido con la "Academia" venciendo a Tigre por 2 a 0.

En el último fin de semana, Racing y Tigre jugaron el último partido del año 2019 en Mar del Plata por el Trofeo de Campeones, una copa nacional organizado por la Superliga Argentina, que participan el campeón de la Superliga y el campeón de la Copa Superliga.

El conjunto de Avellaneda venció al «Matador» de Victoria con un doblete de Matías Rojas.

El arranque del partido fue parejo y Tigre tuvo la más clara en los pies de Ezequiel Rodríguez, que a los 17 minutos se encontró con el rebote de un córner en el punto del penal y le dio con alma y vida para que la pelota se fuera muy por arriba del travesaño.

Y los goles que no se hacen en un arco se sufren en el otro. Así fue que la chance clara que tuvo la «Academia», no la desperdició. A los 30, un pelotazo largo desde el fondo tuvo un buen movimiento de Montoya que amagó a buscar la pelota y la dejó pasar para Cristaldo, que venía de una posición adelantada. El «Churry» tocó de primera para Montoya, que se fue a pura velocidad a enfrentar a Marinelli y cuando se puso mano a mano con el 1 de Tigre, cedió al medio para que Rojas pusiera el 1-0.

El segundo llegó justo antes del descanso y con una jugada muy parecida: nuevamente por derecha, Cristaldo habilitó a Montoya tras un buen giro y el chaqueño volvió a asistir a Rojas, que nuevamente entró libre de marca por el medio del área para tocar con el arco libre y poner el 2-0 con el que la «Academia» se fue al entretiempo.

El complemento fue parejo en el arranque. Tigre intentó instalarse en campo rival para buscar descontar y meterse así en partido, pero Racing tuvo un par de situaciones para sentenciar la historia: Cristaldo le dio mal de zurda y Mena no direccionó bien un centro tras un buen pasaje al ataque.

Por un buen tramo del segundo tiempo, el elenco de Gorosito mereció el descuento. Prediger exigió una muy buena reacción de Arias tras un cabezazo esquinado a la salida de un córner, y a los 20 el arquero de Racing volvió a aparecer para taparle un cabezazo al Chino Luna, en otra situación clara para el «Matador». Tampoco tuvo suerte desde afuera: Prediger sacó un potente remate que se desvió en un jugador de la «Academia» y se estrelló en el travesaño.

Pero a los 25 llegó una acción que cambió el tramo final del encuentro: Prediger vio la segunda amarilla por una falta sobre Cristaldo y Tigre se quedó con 10 jugadores. Justo en el mejor momento del «Matador» en el partido.

A partir de allí prácticamente se terminó el partido. Coudet sacó a Zaracho para que recibiera la ovación de los miles de hinchas que dijeron presente en el Minella y también le dio algunos minutos a Lisandro López, otro de los más aplaudidos.

De esta manera, el ciclo de Eduardo Coudet se cerró con otro título y el futuro del «Chacho» estaría en Inter de Porto Alegre: en los próximos días se haría oficial la llegada de Sebastián Beccacece como su reemplazante para hacerse cargo del plantel a partir de la pretemporada para el primer semestre de 2020.