La ex esposa de Carlos Calvo, Carina Galucci: «su cuadro es irreversible»

Carlín Calvo sigue internado desde el miércoles en el Sanatorio de La Trinidad de Palermo por una infección respiratoria, y según su ex esposa Carina Galluci «está recibiendo antibióticos de forma endovenosa, y permanecerá en observación. Ya no tiene fiebre, solo se quedará internado porque está recibiendo antibióticos de forma endovenosa, y permanecerá en observación«, explicó Galluci.

Y enseguida contó como están los hijos de la pareja: «Están muy tristes, no por esta intención o la anterior, sino porque ya llevamos muchos años. Se cumplieron 10 años del segundo ACV y sabemos de alguna manera que el cuadro es irreversible. Esta enfermedad tiene un deterioro que se irá viendo cada vez más. Verlos tristes me pone mal, verlos llorar», dijo.

La Dirección Médica del sanatorio emitió hoy un parte médico, a través del cual se comunicó que el actor «se encuentra internado en el Servicio de Cuidados Críticos» de la institución. A diferencia del cuadro de sepsis con foco urinario que motivó su internación previa, actualmente presenta una infección respiratoria secundaria a broncoaspiración, vinculada a la alimentación por sonda y a sus antecedentes neurológicos», indicaron los especialistas.

Por último, añadieron que Carlín está recibiendo «el tratamiento indicado para estos casos» y que se encuentra «clínicamente estable».

Dos semanas atrás, Calvo había recibido el alta después de haber estado internado con pronóstico reservado por una por una infección generalizada que habría sido producida por la mala colocación de una sonda vesical.

En declaraciones a Intrusos, Galluci detalló que «estamos más tranquilos porque esta internación se esperaba. Era probable que sucediera porque comenzó a recibir alimentos en forma nasogástrica y la manguerita se puede tapar. Eso provoca problemas respiratorios. Carlín ya no tiene función deglutoria. Después de la anterior internación, por la infección urinaria, él ya no pudo alimentarse en forma normal. Y comía muy poquito, estaba muy flaquito y débil. Ahora, a través de la sonda, le dan entre dos mil y tres mil calorías. Quiero aclarar que no fue negligencia de nadie. Ahora está estable, tomando medicamentos. Hacemos lo mejor dentro del cuadro que tiene».

Calvo había sido tratado en octubre pasado por una infección urinaria y, en esa ocasión, se había explicado que se debía al deterioro de su estado general de salud, a raíz de los dos accidentes cerebro vasculares (ACV) que sufrió. El primero se produjo en 1999 y el otro en 2010, lo cual lo dejó en una situación general que requiere de cuidados permanente.