Atlético emprendió el primer vuelo de 2020

El plantel partió anoche hacia Buenos Aires para jugar hoy un amistoso contra Patronato.

DISPUESTOS. Lucas Melano accedió a tomarle una fotografía a uno de los hinchas en el aeropuerto junto a Guillermo Acosta, Javier Toledo y Cristian Lucchetti. LA GACETA/FOTO DE INÉS QUINTEROS ORIO.

Cerca de las 23, el plantel de Atlético aterrizó en el aeropuerto Jorge Newbery, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Allí, jugará hoy, desde las 9, su primer amistoso ante Patronato. En esa terminal, hace un tiempo, ubicaron un cartel con letras gigantes que reza: “#ModoAeropuerto”, como si fuera un hashtag de Twitter. Los turistas que entran y salen de la ciudad sacan sus fotografías posando con el cartel. Ninguno de los jugadores paró para retratar su momento pero hay que decir que el Modo Aeropuerto, ese estado de viaje constante que incluye valijas, despedidas, bienvenidas, despegues, aterrizajes, controles (entre otras cosas), será un modo al que el “Decano” se ajustará en buena parte de este 2020. Es que el de ayer, será el primer viaje de muchos que hará este semestre.

Poco más de dos horas antes, el plantel estuvo en el Benjamín Matienzo. Allí los esperaban algunos viajeros oportunistas y otros hinchas que fueron a despedirlos. Varios de ellos les pidieron fotos, selfies y hasta uno de ellos se animó a pedirle un saludo grabado a Cristian Lucchetti para su abuelo, al que el arquero accedió gustoso y de buen humor, el semblante de casi todo el plantel.

MÁS FOTOS. La mesa con Cuello, Carrera, Castellani, Fernández, Gissi y Monzón (estos dos de espaldas) también posa. LA GACETA/FOTO DE INÉS QUINTEROS ORIO.

Esta versión del “modo aeropuerto” es la que todos los “Decanos” querrían para el resto de sus viajes este semestre pero no siempre será así. El plantel, que se quedará en Buenos Aires hasta el próximo sábado, volverá a viajar días después para enfrentar a Racing en el reinicio de la Superliga y una semana luego, para visitar a Boca. Las despedidas serán cálidas como las de ayer pero el cansancio irá aumentando. Además, ningún equipo que vaya a jugar contra cualquiera de los cinco grandes será muy bien recibido en la capital de nuestro país.

La Copa Libertadores será otra fuente inagotable de viajes, si es que el equipo avanza. El primero lo tiene asegurado: será nada menos que a La Paz, Bolivia, el lunes 3 de febrero. En realidad, primero viajarán a Santa Cruz de la Sierra y el mismo día del partido (miércoles 5) volarán a la capital boliviana. Desde allí, volverán a Tucumán, seguramente con una escala en Santa Cruz. Cuatro vuelos en menos de tres días ya pintan como será el paisaje del equipo de Ricardo Zielinski este semestre.

Si llegara a superar a The Strongest, el “modo aeropuerto” podría ponerse incluso aún más pesado: o Medellín, en Colombia o San Cristóbal, en Venezuela ya que Independiente o Deportivo Táchira esperan en la otra llave.

El grupo «H», el grupo que le tocaría si llega esa fase, le tiene más aeropuertos preparados: el de Caracas (por Caracas FC), el de Asunción (por Libertad) y el mismo de Buenos Aires (por Boca).

Si acaso Atlético llegara a esa instancia, por más cansado que esté, disfrutará del hecho de haber alcanzado nuevamente esa posición en un torneo como la Copa Libertadores, sin quejas.

En lo que resta de la Superliga, deberá viajar una vez más a Buenos Aires (para enfrentar a Gimnasia La Plata) y tres más en la Copa de la Superliga donde Rosario y Córdoba también lo recibirán.

Muchísimos viajes que tuvieron su vuelo inicial ayer. Con los jugadores tomando mate y café en las mesas del aeropuerto. Una de las tantas maneras de amenizar los viajes que deberá hacer este año.