Mediante un decreto, el vicegobernador Osvaldo Jaldo -a cargo del Ejecutivo- redujo un 10% el sueldo de los funcionarios políticos de la Provincia.

Específicamente, el nuevo instrumento regirá a partir del 1 de febrero y hasta el vencimiento del plazo establecido en el primer decreto de ajuste (180 días desde el 1 de enero). Durante ese lapso, se reduce en un «10% la remuneración básica de los haberes de los funcionarios superiores del Poder Ejecutivo hasta el nivel de subsecretarios, personal de gabinete hasta el nivel de subsecretarios, y de las autoridades de conducción de los entes descentralizados y autárquicos de la Administración Púbica Provincial»

«En el caso de los organismos colegiados, se entiende comprendido en la reducción a todos los funcionarios que integran la comisión de estos», se añade.