Más de 43.000 italianos se contagiaron de coronavirus en sus trabajos

El Instituto Nacional para la Aseguración contra los Accidentes en el Trabajo (Inail, por sus siglas en italiano) informó hoy que más de 43.000 trabajadores italianos se contagiaron de coronavirus en sus lugares de trabajo durante la pandemia, que ya provocó 32.616 muertes en ese país.

Según los datos del Inail, actualizados al 15 de mayo, 43.399 personas denunciaron haberse contagiado de Covid-19 en su lugar de empleo, lo que representan un 20 por ciento de los 223.885 contagiados totales que contaba hasta esa fecha Protección Civil.

Además de los contagios, los números del Inail agregan que hasta la semana pasada habían fallecido 171 de las personas que contrajeron el virus en los lugares donde desempeñan funciones, la mitad de ellos pertenecientes al sector de la salud.

La ministra de Trabajo, Nunzia Catalfo, aseguró en declaraciones que reprodujo el diario Repubblica, que su cartera emitirá una resolución para marcar las responsabilidades de los empleadores, en medio de las normas nacionales que decretó el gobierno con las exigencias sanitarias para los negocios y empresas que retomen sus actividades.

«En las próximas horas habrá una reformulación de la norma que dirá que el empleador que haya aplicado todos los protocolos nacionales no tendrá responsabilidad», planteó Catalfo.

Con más de 32.000 víctimas hasta el momento, aunque con un marcado descenso en la curva epidemiológica, Italia inició el 4 de mayo una flexibilización gradual de la cuarentena vigente desde el 10 de marzo, y esta semana permitió la reapertura de bares, negocios y restaurantes que cumplan con requisitos de limpieza e higienización permanentes.

«La curva epidemiológica está estable y en descenso», afirmó este viernes en conferencia de prensa el titular del Instituto Superior de Sanidad, Silvio Brusaferro, quien agregó que con la realización de más test se visibilizan más casos asintomáticos de la enfermedad.

En esa línea, a partir del 3 de junio próximo, el gobierno del primer ministro Giuseppe Conte permitirá los desplazamientos entre las regiones que tengan igual riesgo de contagio, y habilitará la llegada de turistas de la Unión Europea sin necesidad de hacer cuarentena obligatoria.

Desde hoy, según Brusaferro, todas las regiones italianas, incluyendo la norteña Lombaría, la más golpeada por el virus, están en zona de riesgo bajo, menos la norteña Valle de Aosta, que entró en situación de riesgo «bajo-moderado».

Este viernes, Protección Civil informó que 130 personas murieron por coronavirus en las últimas 24 horas, un leve descenso frente a los 156 informados ayer.

De todos modos, el número de casos activos, 59.322, quedó por debajo de 60.000 por primera vez desde el 26 de marzo.