Protestas masivas de la “bonaerense”

Parece que todos los días, tenemos que ocuparnos de asuntos muy complejos. Hoy, las protestas policiales en la Provincia de Buenos Aires. Recordando que «la bonaerense», como usualmente se la menciona, es el cuerpo de seguridad más grande del país y uno de los de mayor número de efectivos de Sudamérica. Cuenta con 90000 agentes en actividad, para atender a una población de 16 millones de habitantes, que conforman el 38 % de la población total del país.

Los reclamos son variados, piden aumentos salariales, la democratización de la fuerza, el derecho a la sindicalización, mejoras en el equipamiento y el cese de represalias «como sumarios, arrestos, desafectaciones y traslados como medidas de disciplinamiento».

El gobierno provincial ofrece un incremento del 30%, pero los policías reclaman un incremento del 56% en el haber líquido para el subescalafón comando y el subescalafón general. Además, un 64% de aumento para el subescalafón administrativo, técnico y profesional.

Desde el kirchnerismo, que respalda a Kiciloff, critican el «modo» en que los policías plantean sus demandas; el uso de patrulleros y armas para reclamar y porque consideran que ponen en riesgo a la población, en el contexto de la pandemia y ante el incremento de la inseguridad por la crisis.  También, porque la inscriben en un contexto difícil a nivel económico, que atribuyen a la parálisis de actividades por la cuarentena, pero principalmente a la «herencia» del gobierno de Vidal.  Por el contrario, desde el Ministerio de Seguridad de la Nación, que conduce Sabina Frederic, interpretan que las protestas policiales no tienen «vinculaciones políticas» De alguna manera la Ministra le está pasando factura a Sergio Berni, por sus continuos enfrentamientos. Es que el Ministro bonaerense, que no advirtió el descontento en la fuerza, queda muy mal parado con la protesta policial.

Bien sabemos que lo que ocurre en Buenos Aires, se traslada al interior. Por lo que es de esperar que los cuerpos policiales provinciales, también reclamen de igual forma. La semana pasada efectivos de Misiones y La Rioja ya habían protagonizado manifestaciones por mejoras laborales y salariales Ahora, uniformados de Chaco, Jujuy, Río Negro, Chubut y Santa Fe encabezaron protestas en similar sentido.

El país recuerda con horror lo sucedido en diciembre de 2013, cuando las protestas policiales por mejoras salariales y de condiciones de trabajo, paralizaron a los cuerpos que deben proteger las vidas y haciendas de los ciudadanos. 20 provincias se vieron afectadas, una de las que peor la pasó fue Tucumán. El 10 de diciembre durante la madrugada se registraron saqueos y hechos de violencia, especialmente en el área metropolitana deL Gran San Miguel de Tucumán, provocando que comerciantes y vecinos cortaran las calles y armaran barricadas para protegerse de los delincuentes. En los countries y barrios cerrados se organizaron piquetes armados para resistir a los saqueadores. Esa madrugada el diario La Gaceta contabilizó ocho muertes por la violencia desatada y hubo muchos heridos. La guardia del Hospital Padilla estuvo esa noche desbordada.

Después de dos días de auto acuartelamiento, los efectivos policiales decidieron regresar a sus funciones luego de que el gobierno de José Alperovich decretara un aumento del 35 por ciento en sus sueldos, aunque los denunció por sedición. Dos años después, la Justicia tucumana tomó la decisión de juzgar a 47 efectivos de la Policía de la provincia por haber desencadenado la violencia y los saqueos. El Gobierno de Tucumán pasó a retiro a 28 comisarios, asimismo, la Fundación Centro de Estudios Democracia y Seguridad hizo una presentación judicial para que no se otorgue el aumento salarial obtenido por los policías ya que consideró que se realizó de manera extorsiva. Hubo 50 detenidos y se hicieron más de 100 allanamientos buscando mercadería robada durante los saqueos.[i]

A ultima hora de ayer, el gobierno nacional anunció que quitará el 1 % de la coparticipación federal a la ciudad de Buenos Aires, para dárselo a la provincia con la finalidad de crear un Fondo de Fortalecimiento Fiscal que, en parte, será destinado a la recomposición salarial de las fuerzas de seguridad. Una decisión tan arbitraria que pone en guardia a todas las provincias. Recordemos que, en la reforma constitucional de 1994, la cláusula transitoria sexta establecía que: «Un régimen de coparticipación…y la reglamentación del organismo fiscal federal, serán establecidos antes de la finalización del año 1996″.