Salud intensifica controles focales para prevenir el dengue

Operativos para eliminar los criaderos de las larvas de mosquitos como la medida más eficiente para reducir el riesgo de transmisión de la enfermedad.

Con la llegada de los calores, el Departamento de Prevención de Riesgos Ambientales de la Dirección de Salud Ambiental de la Provincia intensifica los trabajos de control del dengue en el Gran San Miguel de Tucumán. Cumpliendo con el pedido de la ministra de Salud Pública, Rossana Chahla, el organismo ejecuta operativos para eliminar los criaderos de las larvas de mosquitos como la medida más eficiente para reducir el riesgo de transmisión de la enfermedad.

Julieta Migliavaca, jefa de Prevención de Riesgos Ambientales, comento que es fundamental el control focal para mantener los hogares, patios y jardines libres de recipientes que pueden acumular agua. “Revisamos los sitios críticos, hacemos tareas de concientización y aplicamos larvicidas con poder residual”, aseguró.

La encargada del área contó que los agentes sanitarios trabajan sin parar desde junio hasta la fecha. “Visitamos más de 500 sitios críticos en el Gran San Miguel de Tucumán donde explicamos la importancia de no acumular liquido y sino concientizamos sobre el recambio necesario de aguas”, expresó.

Migliavaca puntualizó que con la llegada de las altas temperaturas, se realiza la colocación de ovitrampas que atraen a los mosquitos para que pongan los huevos en ese lugar. “Nos permite detectar tempranamente la presencia de Aedes aegypti”, aseveró al mismo tiempo que afirmó que no es una tarea sencilla dado que en tiempos de pandemia por coronavirus hay que incrementar las medidas de seguridad.

“La ovitrampas están colocadas en viviendas y tenemos que ingresar a las casas a retirarlas y colocar nuevas. Por la circulación comunitaria de Covid-19, hay cuidados de parte de nuestro operarios y de la gente porque no se sabe quien puede estar enfermo”, expresó.