Borgen

Varios periodistas argentinos dedicados a la política, se refirieron en diferentes oportunidades a la serie danesa Borgen, que es el nombre con que se conoce al palacio de Christianborg sede de los tres poderes del estado y oficina del Primer Ministro.

La serie televisiva fue emitida en tres temporadas de 10 episodios cada una en 2010 y 2011 por la televisión pública de Dinamarca. Está considerada como una de las mejores entre las dedicadas a retratar el escenario político de una democracia. Claro está, que el país escandinavo, no es una república, sino una monarquía parlamentaria y los gobiernos en general, se organizan a través de coaliciones donde se negocia y se acuerda entre distintos partidos políticos.  La ficción, que nos acerca mucho a la realidad del pequeño y al mismo tiempo gran país escandinavo, muestra también las relaciones con los medios de comunicación y la opinión pública. Una de las principales figuras de la serie es el asesor de prensa, que al mismo tiempo es su principal asesor político. Esto se aprecia bien cuando la protagonista le dice a su asesor “Yo defino la política, vos sos el que la vende».

Cuando reflexionábamos en agosto sobre el Rey Emérito de España, Juan Carlos de Borbón, decíamos que si comparamos la calidad institucional y los niveles de democracia, de países donde existen monarquías parlamentarias, como las de Inglaterra, Holanda, los países escandinavos y la misma España, vemos claramente que están muy por encima de algunas repúblicas como Italia o Turquía en Europa, y mejor no hablar de nuestra, Argentina, donde su calidad institucional está por el piso y donde de república, solo le queda el nombre. La calidad institucional de Dinamarca es un ejemplo de esta afirmación.

Adam Price creador de la serie, reconoció que el personaje principal, centrista en su política, liberal en lo económico, pero profundamente defensora del Estado de bienestar escandinavo y de la integración de los inmigrantes, había sido inspirada por la figura de Helle Thorning-Schmidt, líder del Partido Socialdemócrata. Helle ha sido ministra en varias carteras, entre ellas Economía, y viceprimera ministra, obviamente, siempre de gobiernos de coalición que mezclaban partidos de casi todo el espectro político. Fue la primera mujer en ocupar el cargo de Primera Ministra, en octubre de 2011. En eso, como en tantos otros aspectos de Borgen, se unen la realidad y la ficción: en Dinamarca no hay otra forma de formar gobierno porque la última mayoría absoluta fue en 1901.

En la serie podemos ver como los acuerdos y negociaciones se dan, priorizando siempre el bien común. Los políticos se muestran pragmáticos, pero sin dejar de lado sus convicciones, negocian los cargos y los votos, pero siempre buscando preservar las instituciones.

Si hay algo que la serie televisiva muestra y nos produce envidia a los argentinos, es el grado de integridad moral de los protagonistas, y esto es más visible aún, cuando en nuestra patria, vemos y escuchamos diariamente como dicen y se desdicen los funcionarios y muy especialmente la cabeza del Poder Ejecutivo. Alberto cobró notoriedad por sus críticas a Cristina cuando se había alejado del gobierno kirchnerista y hoy, no sabe cómo ocultar aquellos videos tan comprometedores, cuando es su Vice la que lo eligió para ocupar la primera magistratura del país.

No deje de ver Borgen, el fiel retrato de una autentica democracia, conformada por políticos moralmente íntegros.