Un importante funcionario les advirtió a los uruguayos que no se arriesguen a venir a la Argentina

El Secretario de Presidencia Álvaro Delgado remarcó: “Por un par de championes (zapatillas) y un vaquero no iría a asumir una cantidad de riesgos sanitarios”

En otro paso hacia la “nueva normalidad” en medio de la pandemia de coronavirus, a partir del próximo viernes podrán ingresar a la Argentina turistas de países limítrofes. El Gobierno Nacional habilitó el ingreso de nativos y extranjeros radicados en Brasil, Chile, Bolivia, Paraguay y Uruguay como una forma de comenzar a reactivar el turismo, que lleva más de siete meses de parate.

Si bien el tipo de cambio de hoy resulta muy atractivo para los ciudadanos de los países vecinos, que podrían aprovechar la visita para realizar un tour de compras por la Ciudad de Buenos Aires (el único destino local que se habilitó por el momento para los extranjeros), los elevados índices de contagios de COVID-19 que sufre la Argentina terminan condicionando la reactivación de la actividad.

Al menos así lo consideró un importante funcionario uruguayo, que manifestó que no se arriesgaría a venir a nuestro país para realizar turismo de compras por temor a contraer la enfermedad, pese a que el tipo de cambio los favorece.

En declaraciones al programa radial uruguayo Primera Mañana (El Espectador), Álvaro Delgado, secretario de Presidencia del gobierno de Luis Lacalle Pou, se refirió a la reapertura de fronteras por parte de la Argentina para con los países limítrofes a partir del 30 de octubre y aseguró: “Por más que la diferencia cambiaria sea capaz que histórica, por un par de championes y un vaquero no iría a asumir una cantidad de riesgos sanitarios”.

Más allá del aliciente económico, Delgado insistió con que viajar a la Argentina, que forma parte de los países con alerta roja con un promedio de contagios diarios de 31 personas cada 100 mil habitantes, implica un riesgo para la persona que viaje como para sus familiares. En ese sentido, les recordó a los uruguayos que decidan salir del país que “cuando vuelvan, están en la misma calidad que cualquier extranjero” o residentes que regresen al Uruguay. “Tienen que venir con un test negativo en frontera PCR, una declaración jurada sanitaria, realizar una cuarentena obligatoria de siete días y la aplicación coronavirus descargada”.